Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

La manzana Ambrosia™

Un agradable descubrimiento nacido por casualidad

La manzana de Blanca Nieves dulce como la miel
Más información! 
Una oportunidad hermosa y sabrosa

Su nombre no es casual Ambrosia™ recuerda la mítica "comida de los dioses", porque es un deleite extraordinario que se descubrió por casualidad en Canadá, en el estado de la Columbia Británica. A principios de la década de 1990, la familia Mennell, en el valle de Similkameen, descubrió que una de sus plantas producía manzanas diferentes de las otras. Ambrosia™ nació por casualidad gracias a una mutación natural, probablemente de una manzana roja y una manzana amarilla. De hecho, también se distingue inmediatamente por su color de dos tonos, tiene un color amarillo al fondo y rojo en superficie.

Difícil de resistir el impulso de morderla

Es difícil resistir a la tentación de morder su piel roja como el fuego. Ambrosia™ es muy perfumada, crujiente, aromático y se distingue de inmediato por sus muchas características típicas. Su sabor muy dulce y suculento, con toques de miel y néctar, hace que el sabor de esta manzana sea muy aromático gracias al contenido de azúcar natural y a una muy baja acidez. Ambrosia™ es una manzana excepcional, rica en polifenoles, flavonoides, fibras y elementos ideales para una dieta rica y equilibrada. Se cosecha a finales de septiembre / principios de octubre y está disponible desde diciembre a abril y es excelente en ensaladas, para postres y deliciosa como tentempié. La dulce Ambrosia™ es amada especialmente por los niños, que se vuelven locos en la merienda.
Su hábitat ideal

En Val Venosta, el área de producción comienza a 500 metros y continúa hasta unos 1.000 metros de altitud. El hábitat ideal y el microclima especial permiten la producción de manzanas, verduras y pequeños frutos de gran calidad. La poca lluvia, la presencia constante del sol, el aire fresco y las grandes variaciones de temperatura son los factores ideales que dan a las manzanas sus características únicas de sabor y textura.

Para que la piel de las manzanas Ambrosia™ se haga brillante necesita de noches frescas y días cálidos y soleados, por lo que esta variedad ha encontrado el clima ideal en Val Venosta. Las bajas precipitaciones, la presencia de sol durante más de 300 días al año, el aire limpio de los glaciares, garantizan un crecimiento lento, y las fuertes variaciones de temperatura, hacen que el valle sea adecuado para el cultivo de estas manzanas.
 

Compartir

Los verdaderos amigos comparten todo

Más artìculos

También podría interesarte