Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

Más sostenibilidad gracias al compromiso y la creatividad

Martin Tappeiner de Parcines gana el concurso "Mei liabste Wies"

Martin Tappeiner, productor de manzanas orgánicas de la Val Venosta,
gestiona la granja de Pröfinghof en Parcines con gran dedicación e ingenio.
Su compromiso con la biodiversidad y el equilibrio ecológico ahora ha sido recompensado:
ganó el concurso "Mei liabste Wies" (Mi prado favorito).
Leer más
El amor por la naturaleza de Martin Tappeiner se ve en todos los rincones de la finca Pröfinghof de Parcines: huertos bien cuidados, hermosas zonas de yerbas aromáticas y flores, setos y rosales y elementos decorativos que rodean su granja donde todo
florece. El bisabuelo compró la finca Pröfinghof situada al oeste de la localidad de Partschins alrededor del 1900. Hoy en día, Martin la gestiona con diligencia y dedicación, junto con su esposa y su hijo David. En 2014, la familia Tappeiner decidió convertirse a orgánica "y estamos más que felices con esta decisión".
 
 
"La producción orgánica requiere mucho pero también da mucho"
Martin Tappeiner
 
 
Martin Tappeiner está intensamente preocupado por la biodiversidad y el aumento de insectos útiles y ha realizado un curso de formación como experto en suelos. En sus huertos de manzanas ha creado varios lugares de retiro y de anidación para muchas especies de animales e insectos: palos y perchas para buitres, muchas paredes a seco para los lagartos o ramas muertas y casitas para aves. En el panal zumban las abejas cuya miel está disponible en la tienda de la granja. Sorprendentes son los nidos cubiertos, hechos por su esposa, para los insectos: diferentes pisos con elementos de madera y arcilla ofrecen lugares donde los insectos pueden anidar e invernar. Preservar el equilibrio ecológico, aumentar la biodiversidad y la sostenibilidad: Martin Tappeiner y su familia persiguen estos objetivos con gran responsabilidad y respeto por las personas y por el medio ambiente. "Tenemos que trabajar con la naturaleza y no contra ella", explica el productor bio. "Esto significa mucho trabajo pero también una gran satisfacción".
Tienda rural Pröfinghof

En la pequeña tienda rural se venden espacialidades caseras.
 
Martin entrega a la cooperativa sus manzanas orgánicas de las variedades Gala, Red Delicious y Golden Delicious. Su esposa recoge hierbas y frutas para preparar deliciosas mermeladas, zumos y frutos secos que se venden en los estantes de madera en la pequeña tienda de la granja junto con ideas de regalos hechos a mano, miel de producción propia y huevos frescos de "gallinas felices”. El compromiso de la familia ahora ha sido reconocido con un premio. En la primavera de 2018 el Consorcio de Manzanas Alto Adige por primera vez anunció el concurso "Mei liabste Wies" con el objetivo de premiar las huertas más estéticas, innovadoras y respetuosas con el medio ambiente y por lo tanto el compromiso de sostenibilidad a los productores. 57 productores participaron en el concurso ganado finalmente por los German Mair de Prissiano y Martin Tappeiner.
 

Compartir

Los verdaderos amigos comparten todo

Más artìculos

También podría interesarte

 
Todos los artículos