Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

Sugerencias sobre la manzana

Consejos para conservar y aprovechar las manzanas

Consejos para la conservación

Las manzanas se deben conservar en un lugar sin hielo, pero fresco (preferiblemente a 1-3°C). Tener las manzanas en un superficie blanda (por ejemplo papel de periódico) con el tallo hacia abajo y evitar el contacto con el resto de manzanas. No olvidar controlar que las manzanas están en buen estado regularmente (por ejemplo, una vez a la semana) y eliminar las manzanas defectuosas para evitar el contagio de las otras manzanas.
Las manzanas se pueden conservar en cantinas a largo plazo, algunas variedades incluso hasta entrado el invierno. Os sugerimos conservar en una cantina fresca o en la nevera. No congelar manzanas crudas. El puré de manzanas o compotas se pueden conservar en el congelador durante 8-12 meses.
Consejos para la compra

Os aconsejamos comprar solo manzanas compactas y lisas, sin marcas oscuras, porque indican frescura y buen almacenamiento. Otro indicio para identificar manzanas de alta calidad es observar el cáliz, la parte inferior de la manzana, si el cáliz está hundido la manzana se habrá recogido cuando estaba madura. Además podéis olfatear la manzana, si tiene un perfume de una manzana tendrá también el sabor de una manzana. El color de la pieza de fruta, sin embargo, nos da poca información sobre el grado de maduración de la misma: el color de algunas variedades, como Granny Smith, se mantiene verde aunque la manzana esté ya madura.

Lavar y pelar las manzanas

El contenido de vitaminas y sustancia minerales de la piel de la manzana es siete veces más alto que el de la pulpa. Por esto, las frutas deberían comerse a ser posible con la piel. De todas formas, antes se deben lavar con agua tibia. Después se pueden secar con papel de cocina.

El cortamanzanas – un fantástico invento

Lavar la manzana y ponerla en una superficie resistente como, por ejemplo, una bandeja de madera. Poner el cortamanzanas en posición horizontal sobre la manzana y aseguraros de que el corazón de la manzana se encuentre en el medio. Presionar el cortamanzanas hacia abajo. Cuando se haya cortado toda la manzana podréis tomar la manzana a trozos. Un cortamanzanas es comparable a un cuchillo con varios filos y por ello se debe usar con máxima cautela.
 

Compartir

Los verdaderos amigos comparten todo

Más artìculos

También podría interesarte

 
Todos los artículos