Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

También aquí, en Val Venosta,

es hora de permanecer juntos y hacerlo de forma segura.

Cada día, con total seguridad, nuestros colaboradores se comprometen a garantizaros la más amplia variedad de productos Val Venosta en toda España. Si vosotros os quedáis en casa, nosotros estamos con vosotros.

Aquí,
en Val Venosta,...

Todos
Región de producción alpina
Microclima
Productores por pasión
Agricultura natural
... la naturaleza abraza a las manzanas.
Las cultivamos en el corazón de los Alpes.
Aquí, en Val Venosta,...
... la naturaleza abraza a las manzanas.
Las cultivamos en el corazón de los Alpes.

Cultivar manzanas a gran altitud es mágico porque parece que estás más cerca del sol. En Val Venosta lo sabemos bien: con una producción que se desarrolla entre los 500 y los 1000 metros, somos la zona homogénea más alta de Europa en el cultivo de manzanas.

Nuestros huertos de manzanas tienen ángeles guardianes muy especiales: los macizos montañosos de los Alpes de Ötzal y Ortler protegen todo el valle de norte a sur, evitando que las perturbaciones afecten a la cosecha.

Un verdadero paraíso de verdes, florecientes y coloridos huertos de manzanas que se extienden desde Parcines a Malles. Esta es la zona de producción de nuestras manzanas de Val Venosta.
Sin mencionar los rasgos distintivos que hacen únicas a nuestras manzanas. Cuando una manzana proviene de una zona de cultivo alpina, se nota inmediatamente.

Unas fases de vegetación más cortas y una maduración más lenta tienen como resultado su intenso sabor. Pero eso no es todo: la oscilación térmica entre el día y la noche ralentiza la división celular, haciendo que la manzana sea compacta y crujiente, y ayuda a alargar el período de almacenamiento.
En resumen, una calidad inconfundible.
...las manzanas contienen aire fresco de la montaña. 
Por eso, son tan populares entre los habitantes de ...
Aquí, en Val Venosta,...
...las manzanas contienen aire fresco de la montaña.
Por eso, son tan populares entre los habitantes de la ciudad.

Es como si la naturaleza fuera un guardián silencioso, un superhéroe que utiliza todas las herramientas a su alcance para ahuyentar incluso pequeñas nubes de lluvia. Entre ellos está el viento venostano, que logra barrerlas, contribuyendo al mantenimiento del ecosistema.

Unas pocas nubes, algo de lluvia, y listo. En cada estació, el Valle de Vinschgau puede disfrutar de días con cielos azules y sol abrasador, y noches claras con millones de estrellas a la luz de la luna.

Y no solo eso. En Val Venosta siempre tenemos el viento a nuestro favor, de hecho el aire fresco que viene de Passo Resia tiene un gran secreto: mantiene todas las manzanas secas. Solo así es posible tener un clima perfecto, que se refleja en el sabor de cada manzana.
...las manzanas se sienten en el séptimo cielo.
No hay que extrañarse, viven en el Paraíso de las Manzanas.
Aquí, en Val Venosta,...
...las manzanas se sienten en el séptimo cielo.
No hay que extrañarse, viven en el Paraíso de las Manzanas.

Si la perfección proviene de la combinación de muchos factores, Val Venosta los reúne todos para ser el lugar ideal para cultivar manzanas. El microclima ideal se encuentra con la pasión y el trabajo de 1700 agricultores que las cultivan en armonía con la naturaleza.

Manzanas tan buenas solo pueden proceder de Val Venosta, el Paraíso de las Manzanas.
...también las manzanas están bronceadas.
Porque hay 300 días de sol al año.
Aquí, en Val Venosta,...
...también las manzanas están bronceadas.
Porque hay 300 días de sol al año.

Hay que decir que el sol acaricia nuestras manzanas durante todo el año. 300 días significan más de 2000 horas de sol al año, que junto con muy poca lluvia y la fresca brisa venostana crean las condiciones perfectas para dar a las manzanas colores siempre brillantes y una extraordinaria dulzura.

Un clima tan árido podría parecerse al de la estepa, por lo que no es exactamente ideal para la producción de manzanas. Pero nada más lejos de la realidad, de hecho el sol es un aliado fundamental para toda la producción: da brillo a las manzanas, aumenta el contenido de azúcar y extiende una alfombra roja para las abejas durante la floración.
...las manzanas nunca envejecen.
El rango de temperatura las conserva muy bien.
Aquí, en Val Venosta,...
...las manzanas nunca envejecen.
El rango de temperatura las conserva muy bien.

Para nuestras manzanas la diferencia de temperatura entre el día y la noche es como un tratamiento de bienestar: las mantiene en forma durante toda la temporada. La razón es muy simple: frena la división celular y, por lo tanto, también el crecimiento del fruto, pero aumenta la turgencia y la capacidad de conservación. ¡Un intercambio beneficioso!

Pero eso no es todo. 25 grados de diferencia entre el día y la noche dan a las manzanas la última capa de color, que gracias a la intensa y frecuente insolación se vuelve aún más brillante.
¡Manzanas dignas de un arcoíris!
...las manzanas cantan "O sole mio..."
Más de 2000 horas de sol al año te ponen de buen humor.
Aquí, en Val Venosta,...
...las manzanas cantan "O sole mio..."
Más de 2000 horas de sol al año te ponen de buen humor.

En el Paraíso sopla el viento, ¿lo sabías?

Desde Passo Resia hasta el fondo del valle, el viaje de la brisa venostana nunca se detiene y garantiza a todos los huertos de manzanos un clima seco y ventoso, ideal para producir manzanas de alta calidad.

Un clima que sigue siendo óptimo también gracias a la protección continua que ofrecen los macizos montañosos al norte y al sur, impidiendo que las nubes alcancen las cosechas y favoreciendo así el paso del viento cálido y seco del foehn.

Por si fuera poco, la precipitación media anual en Val Venosta es de 500 l/m²: una cantidad muy baja si se compara con la de la cercana ciudad de Merano, que registra una media anual de 800 l/m².

Aquí, en Val Venosta, el sol es como la calidad: ¡nunca falla!

Ya están aquí los fondos de pantalla del Paraíso de las Manzanas!

Cosechado con amor, cocinado con el corazón

Recetas del Paraíso de las Manzanas