Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

Knoll Erich

Productor BIO de albaricoques - Gurtenhof

“Podéis llamarme Doctor Albaricoque, si queréis.”

Mi historia

Doy clases de derecho y economía en el instituto de secundaria. La granja Gurtenhof en Tesimo, cerca de Merano, son los dominios de mi mujer. Hizo una reforma de la granja histórica del siglo XIV que deja fascinados a nuestros huéspedes de vacaciones una y otra vez. A ella se le da bien interpretar los deseos de nuestros huéspedes y a mí se me dan bien los albaricoques ecológicos. Los cultivamos en Val Venosta, que está predestinado al cultivo de albaricoques y donde heredé un terreno de mi padre en Naturno.

Muchos se burlaban de mí cuando quise cultivar albaricoqueros en los antiguos campos de manzanas hace muchos años. Los asesores eran muy escépticos y predecían que la escarcha lo destruiría todo en el lado del pueblo que da al Monte Tramontana. Sin embargo, no quise cambiar de opinión y me aferré a mi decisión. Después de todo, los suelos arenosos de Val Venosta son conocidos por ser el terreno ideal para esta fruta naranja aterciopelada. Los albaricoqueros no necesitan estar en un charco y estos suelos arenosos siempre están secos de alguna manera, incluso cuando llueve. Así que interpreté el escepticismo de muchos asesores como un optimismo prudente y tuve éxito. Me dieron muy buenas sugerencias en la asociación de albaricoques de Val Venosta. Hoy, cultivo albaricoques de las variedades Orange Red y Gold Rich. Las dos tienen un crecimiento saludable y son variedades muy resistentes.

La conversión al método ecológico no fue un gran salto, pues nunca habíamos usado muchos pesticidas. Hago la recogida de mis albaricoques en junio, julio y agosto durante mis vacaciones de verano. Estudiantes, profesores y muchos jubilados me ayudan en la época de la recolección. Es un “grupo muy académico” que no solo habla de trabajo, sino que también saben trabajar duro. Nuestros huéspedes también ven la recolección de los albaricoques como un punto culminante. Prueban nuestra mermelada que apenas tiene rival gracias al intenso aroma de Val Venosta e incluso ayudan a deshuesar albaricoques. A lo largo de los años me he ganado el título de “doctor pruni honoris causa” y ya nadie se burla de la decisión que tomé hace más de veinte años.
 

Mi granja

Mi cosecha
 
Albaricoques
Los delicados provocadores del paladar
Las delicadas frutas con cáscara blanda y el núcleo duro aman el clima templado y seco de las alturas del Valle Venosta. Es por eso que pueden desarrollar su aroma único especialmente bien allí, y como tienen una dosis extra de betacaroteno también aseguran una buena visión, una piel sana y una fuerte defensa contra las infecciones.
Disponibilidad
mediados de Julio - mediados de Agosto
Apariencia: 
redonda, ligeramente oblonga, piel aterciopelada de naranja a naranja-roja, de 4-8 cm de diámetro
Propiedades: 
carne suave y jugosa
Sabor: 
dulce, muy aromático
 
 

Compartir

Los verdaderos amigos comparten todo