Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

Apple Pie

La versión anglosajona de la tarta de manzana

Un fino cofre de hojaldre encierra un corazón suave y especiado. Manzanas Golden Delicious en dados, zumo de limón, azúcar y una pizca de canela. La Apple pie es ideal en todas las estaciones, para disfrutarla caliente con helado o a temperatura ambiente.
90 min.
  •  
  •  
  •  
media
 

Ingredientes

para un molde de 22-24 cm

para la pasta
350 g de harina "0,0".
200 g de mantequilla fría
5 g de sal
15 g de azúcar
110 g de agua fría

para el relleno
Aproximadamente 1 kilo de manzanas Golden Delicious
100 g de azúcar en polvo
20 g de harina de maíz
zumo de 1 limón
1 cucharada de canela

para la superficie
1 yema
3 cucharadas de agua
Azúcar extrafino al gusto
 
Imprimir receta

Preparación

Comienza por preparar la masa. Vierte la harina, el azúcar, la sal y la mantequilla fría en un bol. Amasa con las manos hasta obtener una mezcla desmenuzada y arenosa. Añade el agua fría y sigue amasando hasta que la mezcla sea compacta y homogénea. Forma una masa bastante fina, envuélvela en papel de plástico y colóquela en la nevera para que repose durante al menos una hora, hasta que la masa empiece a endurecerse.
Mientras la masa descansa, trabaja en el relleno. Pela las manzanas Golden Delicious, quítales el corazón y córtalas en cubos. Rocíalas con el zumo de un limón exprimido para evitar que se pongan negras. Mientras tanto, en un bol pequeño, mezcla con una cuchara el azúcar, la harina de maíz y la canela. Vierte la mezcla recién preparada en las manzanas y remueve con una cuchara de madera para que queden bien sazonadas. Deja macerar durante unos 10 minutos, las manzanas dejarán parte de su jugo y los cubos se rociarán con esta mezcla dulce y aromática. Mientras tanto, prepara el molde engrasándolo con un spray desmoldante y colocando encima tres tiras de papel de horno, que nos ayudarán a sacar el pastel del molde una vez cocido y enfriado. Si no tienes el spray desmoldante, unta el cortador con mantequilla, haz que las tiras se adhieran al molde y luego enharínalas.
Una vez transcurrido el tiempo de reposo, corta la masa en 2 partes, una ligeramente más grande que la otra. Empieza a extender la mitad más grande con un rodillo sobre una superficie de trabajo bien enharinada, dejando la otra mitad en la nevera, hasta que tenga unos 3 mm de grosor. Forra el molde con la masa extendida, dejando que salga un sobrante de masa por el borde. Pincha el fondo con un tenedor. Verte las manzanas sazonadas dentro del molde, distribuyéndolas y nivelándolas. Saca la otra mitad de la masa de la nevera y extiéndela con un rodillo del mismo grosor. Humedece el borde con agua, coloca el hojaldre enrollado sobre las manzanas y sella los bordes doblándolos hacia dentro y cortando con tijeras si te sobra hojaldre.
Bate la yema de huevo en un bol con las 3 cucharadas de agua y con un pincel de cocina cepilla toda la superficie y adhiere el azúcar glas. Deja reposar el pastel en la nevera durante una hora aproximadamente en el molde. Hornea en un horno estático a 180°C durante unos 60 minutos, en el estante más bajo del horno y moviéndolo al estante más alto durante los últimos minutos hasta que esté dorado. Saca del horno, deja enfriar completamente y desmolda del molde, utilizando las pestañas de papel de hornear para levantarlo.

Consejos
  • Dependiendo de tu gusto, puedes decidir aumentar, disminuir o, alternativamente, eliminar la canela de la receta.
  • Si no tienes maicena en casa, puedes sustituirla por la misma cantidad de almidón.
  • La Apple pie se conserva a temperatura ambiente, bajo una tapa para dulces, durante 3 días.
 

Receta de Luca Perego

LuCake
Luca Perego es un joven de Lecco, pastelero por trabajo pero sobre todo por pasión. A través de sus fotos quiere compartir y transmitir su amor por los dulces, que se han convertido en un estilo de vida para él. Crear recetas aptas para todo el mundo es su reto y su punto fuerte, incluyendo incluso en los pasteles más clásicos y comunes todos los consejos y trucos del oficio, necesarios para lograr excelentes resultados. ¡Para que con sus recetas y sus consejos vosotros también podáis convertiros en pasteleros en casa!
 
 

Comparte la receta y pruébalo tú mismo!

Los verdaderos amigos comparten todo