Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

Colesterol

Colesterol
       
Se habla muchas veces de las manzanas como remedio contra el infarto cardíaco. Gracias a su contenido en metabolitos secundarios como ácidos fenólicos y flavonoides, y como parte integrada de una alimentación con poco colesterol, la manzana puede prevenir enfermedades del corazón. Un grado alto de colesterol puede ser riesgo de graves enfermedades cardiovasculares.
El colesterol –incluyendo tanto el colesterol como otras grasas sanguíneas- por sí mismo no es una sustancia nociva o altamente peligrosa, al contrario: se trata de una sustancia parecida a las grasas del tejido celular que se transforman en ácidos biliares y algunas hormonas y es, de este modo, una sustancia de gran importancia para el organismo. Parte del colesterol se produce en el cuerpo y parte es absorbido con la comida, sobre todo con alimentos que contienen grasas animales. Para indicar la cantidad de colesterol y otras sustancias grasas, se realiza un análisis de colesterolemia en la sangre.
Un análisis de sangre que dictamine altos índices de colesterol no siempre comportará efectos negativos físicos, pero favorece la formación de aterosclerosis -acumulación de depósitos grasos en las paredes de las arterias- y contribuye a enfermedades como el infarto cardíaco o la insuficiencia cardiaca.
Para prevenir un elevado nivel de colesterol en sangre se recomienda una dieta equilibrada que no debe ser demasiado rica en grasas o acompañada de un excesivo consumo de alcohol.
La manzana es un alimento ideal, porque la pectina, contenida sobretodo en la piel, se une a las grasas y al colesterol en el estómago para ser más fácilmente eliminados. El nivel elevado de colesterol en sangre se reduce y el organismo está más sano. En comparación con otras frutas, el contenido de pectina en la manzana es mucho más alto. Generalmente, el efecto de disminución se ha manifestado más comúnmente en mujeres que en hombres.
 
 Atrás