Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

Crema de ricotta
con dos manzanas Pinova

sorprender con sencillez

La crema de queso ricotta con dos manzanas Pinova es un postre fresco y ligero, muy fácil de preparar. Diferentes consistencias como la cremosidad de la crema de ricotta, el suave puré de manzanas Pinova y el crujiente de las manzanas Pinova en dados hacen que este postre sea realmente delicioso y especial.
30 min.
  •  
  •  
  •  
fácil
 

Ingredientes

para 4-6 porciones

para la crema de ricotta

250 g de ricotta de leche de vaca
150 g de yogur natural
25 g de azúcar
½ vaina de vainilla (semillas)
½ limón (cáscara)
100 m de nata líquida

para el puré de manzana
1 limón (jugo)
2 manzanas Pinova
½ vaina de vainilla (semillas)
Azúcar al gusto

para las manzanas crujientes
½ limón (jugo)
1 manzana Pinova
3 hojas de menta

además
3 cucharadas de avellanas tostadas
q.b. hojas de menta (opcional)
 
Imprimir receta

Preparación

Crema de ricotta y yogur
Para preparar la crema de ricotta y yogur, pon la ricotta bien escurrida en un tazón. Añade el yogur natural, el azúcar, las semillas de media vaina de vainilla y la cáscara rallada de medio limón previamente lavado y secado. Usa varillas eléctricas para mezclar todos los ingredientes. Bate la nata e incorpórala a la mezcla de ricotta y yogur con una espátula y movimientos de abajo hacia arriba. Cubre el bol con plástico y colócalo en la nevera mientras preparas el resto.
Para el puré de manzana
Exprime el limón y viértelo en una cacerola. Lava y pela las manzanas Pinova, quita el corazón y córtalas en dados. Pon los daditos de manzana Pinova en la cacerola y revuélvelos. Luego añade las semillas de media vaina de vainilla y azúcar al gusto. Cocinar durante unos 10 minutos con la tapa puesta hasta que las manzanas se hayan ablandado, revolviendo de vez en cuando y añadiendo un poco de agua si se secan demasiado. Cuando las manzanas estén cocidas, transfiérelas a un recipiente con lados altos y tritúralas con la licuadora. Apártalo y déjalo enfriar.
Para las manzanas crujientes
Exprime el jugo de medio limón y ponlo en un tazón. Lava la manzana Pinova, quita el corazón y córtala en pequeños dados. Pon los dados de manzana en el tazón con el jugo de limón y revuelve. Lava y seca las hojas de menta, tritúralas y añádela a los daditos de manzana. Revuelve.
Finalización
Una vez que el puré de manzana se haya enfriado, o por lo menos esté menos caliente, puedes proceder a componer tus propios tarros. Comienza extendiendo el puré de manzana en el fondo de cada vaso pequeño, luego continúa añadiendo 2 cucharadas de ricotta y yogur, luego divide las manzanas crujientes en vasos pequeños y, finalmente, otra capa de ricotta y yogur. Termina decorando con avellanas tostadas y algunas hojas de menta previamente lavadas. Guarda tus tarros en la nevera hasta que los sirvas.
 

Receta de Julia Morat

Passione Cooking
A Julia, italiana que habla principalmente alemán (es de Trentino-Alto Adige), le encanta retomar las recetas familiares de su madre Reinhild y su abuela Imma, enriqueciéndolas con algunos elementos innovadores e internacionales. Julia admite que por mucho que se relaje en la cocina, si hay algo que no se le da bien es seguir las recetas. En la cocina le gusta ser atrevida, experimentar, combinar. ¿El ingrediente que nunca falta en sus creaciones? La sonrisa.
 
 

Comparte la receta y pruébalo tú mismo!

Los verdaderos amigos comparten todo