Utilizamos cookies para mejorar su navegación por nuestro sitio web. También utilizamos cookies de terceros para enviarle mensajes promocionales personalizados. Para más información sobre las cookies y su desactivación, consulte nuestra Cookie Policy. Si sigue navegando por este sitio, autoriza automáticamente el uso de cookies.
 
 

An apple a day

"An apple a day, keeps the doctor away". Este refrán está científicamente probado: una manzana contiene muchas vitaminas y sustancias minerales, y sobre todo, mucha vitamina C y potasio. También es rica en pectina, una fibra alimentaria que es importante para una buena digestión y una larga sensación de saciedad. Los flavonoides (sustancias vegetales secundarias) tienen un efecto positivo sobre el sistema inmunitario, son antiinflamatorios y pueden incluso reducir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. El componente más importante de la manzana es el agua, con 1,85%. Por ello, la manzana es relativamente hipocalórica. A propósito: la mayoría de las vitaminas se encuentran en la piel de la manzana o directamente en contacto con ésta. Por ello os aconsejamos comer la manzana con piel. No olvidemos, de todas formas, lavar bien la fruta antes de comerla (por motivos higiénicos)

Para ofrecer los siguientes datos sobre salud hemos usado diferentes fuentes. VI.P no asume la responsabilidad de los siguientes contenidos:
 
Colesterol

Colesterol

Se habla muchas veces de las manzanas como remedio contra el infarto cardíaco. Gracias a su contenido en metabolitos secundarios como ácidos fenólicos y flavonoides, y como parte integrada de una alimentación con poco colesterol, la manzana puede prevenir enfermedades del corazón. Un grado alto de colesterol puede ser riesgo de graves enfermedades cardiovasculares.
 Lee más 
 
 
 
 
 
Cuidado de los dientes

Cuidado de los dientes

Las manzanas son capaces también de cuidar los dientes. El microelemento flúor refuerza el diente y el esmalte dental y previene la caries. Cuando se mastica, la pulpa de la fruta frota los dientes, como si fuera un cepillo natural.
 Lee más 
 
 
 
 
 
La protección ideal para el corazón

La protección ideal para el corazón

El consumo de dos manzanas al día reduce el riesgo de infarto hasta en un 30 por ciento. Cuál es el secreto? La pectina impide la formación de bacterias que pueden causar problemas cardiovasculares. El potasio y el magnesio reducen el colesterol con el mismo efecto que los fármacos. Los flavonoides, por su parte, pueden incluso eliminar depósitos vasculares que podrían comportar riesgos.
 Lee más 
 
 
 
 
 
Mejora la respiración

Mejora la respiración

Las sustancias antioxidantes de las manzanas tienen también un efecto positivo sobre la respiración. La capacidad pulmonar de las personas sanas, así como la de las asmáticas, aumenta realizando actividades deportivas, y consumir manzana puede incrementar los resultados.
 Lee más 
 
 
 
 
 
Protección contra los rayos ultravioletas desde dentro

Protección contra los rayos ultravioletas desde dentro

Hace poco se ha descubierto el efecto protector de las manzanas en cuanto a las quemaduras solares y al cáncer de piel. Más de 600 carotenoides en la manzana protegen la piel de los daños que pueden producir los rayos del sol. Con un consumo regular de manzanas, la piel estará protegida como lo estaría empleando una crema solar con factor de protección número 3.
 Lee más 
 
 
 
 
 
Protección del cerebro

Protección del cerebro

El consumo regular de manzanas puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson; esto se evidencia gracias a dos estudios de laboratorio de la Cornell University de los Estados Unidos. Según estos estudios, los antioxidantes de las manzanas frescas pueden proteger las células cerebrales del daño de los radicales libres.
 Lee más 
 
 
 
 
 
Reducción del riesgo de cáncer

Reducción del riesgo de cáncer

El científico Rai Hai Liude de la New York Cornell University empleó ratas de laboratorio muy propensas al cáncer de seno y las sometió a una dieta de manzana durante 24 semanas. El resultado: el riesgo de tumor se redujo hasta el 44 por ciento y los tumores ya existentes se redujeron hasta en un 61 por ciento.
 Lee más